2 years ago

Somos lo que Hacemos con lo que Hicieron de Nosotros - Nuestro Molde de Vida

Nuestro Molde de Vida

Sé que quizás vienes aquí porque mi título te pareció curioso, o simplemente no tenías nada mejor que leer y por eso caíste dentro de mis humildes líneas. Sea como sea, gracias por tomarte el tiempo. Supongo que todos somos conscientes que hemos pasado gran parte de nuestra vida viviendo en el molde.

Uno decorado, supuestamente "mejorado, modernizado y depurado", pero al final del día; un molde construido de historia, experiencia y hechos que puedes sentir ajenos, así los precursores hayan sido tus abuelos.

Estos marcos referenciales, por más liberal y amplia que pueda ser tu mente, gobiernan tú inconsciente. Sin darte cuenta, repercuten en tus acciones.

Lo importante de una reputación inmaculada es algo que todos criticamos pero no desafiados.

Por eso dejamos de jugar con aquel niño en la escuela del que todos hablaban por la situación problemas que vivía en casa, dejamos de darnos un besito en el banco de la residencia donde las vecinas nos observaban, nos resistimos a hacernos aquel bonito tatuaje por lo que dirá la abuela sobre la incapacidad inmediata que representa para conseguir empleo.

Tratas de dejarte llevar por la corriente, pero te molesta, te pica y te amarga.

A veces se siente como si te asfixiara.

Y romper el molde es desconocido, excitante y temeroso.


fuente

Pero... ¿Se puede vivir con las consecuencias?

Si la vida y las personas comen por los ojos, ¿Tatuarse ambos brazos como siempre has querido, siendo un abogado, te dará prestigio o te lo quitará?

¿Realmente todos aquellos pircing o esos colores inusuales de cabellos miden la cantidad de materia gris de una persona?

Por supuesto que no, siempre es no; tú apariencia no define quién eres o de qué eres capaz. ¿Pero cómo le haces entender eso al resto del mundo?

No importa qué tan modernos y empáticos tratan de ser, no todos están preparados para algunas cosas que quieras mostrar.

Mi vida ha transcurrido dentro del molde que me enseñó mi madre, uno que aprendí a ver y a entender cómo algo no totalmente inútil y que deba echarse a la basura desde el título hasta el punto y final, sin embargo, la característica principal del molde es que es inflexible.

No puedes ser una señorita y decir groserías al mismo tiempo.


fuente

Y este hecho tiene sus ventajas dentro de este molde muy bien estructurado, pero fuera de él, quizás, solo quizás, a nadie le importe. Y eso sería mil veces mejor.

Tuve miedo de hacer, decir o sentir algunas veces, traté de suprimirme y suprimir a otros. Me disculpo, realmente lo hago. Y también me perdono, no sabía bien lo que hacía.

Hoy soy feliz con las decisiones que tomé por mí, también estoy en paz con aquellas que dejé ir. No es fácil, nunca lo es, no se imaginan algunas situaciones por las que pasé. (Sobretodo si tienen la suerte de tener una familia como la mía) Pero día a día voy mejorando, voy analizando y perdonando.

Espero que esto puedan practicarlo todos; deben perdonarse, sea lo que hayan hecho, bueno al momento y malo a futuro, sanen. Porque todos lo han sufrido; con la familia, con algunos amigos, inclusive con algún noviazgo víctima de prejuicios. Siempre seremos víctimas del molde que hemos construido, poco a poco, generación a generación, deben entender por sí mismos que este actúa como un arma de doble filo.

Y quizás no sea culpa de nadie pensar como piensan, quizás sea culpa de la doctrina aprendida lo que los obligó con el tiempo a ver mal a aquella pareja que decide tener hijos sin casarse o a los que abortan sin arrepentimientos.

Las cosas no son sólo blancas o negras, hay muchos tonos y colores en el medio, y para verlo debes estar dispuesto a reconocer, realmente reconocer, que quizás todo lo que piensas que se correcto no lo es, y aquello que siempre has percibido de una sola forma tenga más direcciones. Luego, ante tus ojos aparecerá todo aquello que debes volver estudiar y analizar. Y decidir quién quieres ser, cómo y por qué.


fuente

Somos lo que hacemos con lo que hicieron de nosotros.

Las experiencias podrán ser la base o el impulso de un ser humano para vivir su vida, pero su verdadera esencia es lo que hace y aprende de ellas.

Por eso, mientras más etiquetas, mientras más prejuicios, mientras más miedo, más difícil es vivir en el molde.

Sin embargo, muy pocas personas, en las cuales aún no termino de incluirme, se han lanzado a ciegas.

Y lo han agrietado.

Lo han roto y han filtrado por ellas.

Y todo lo que cuentan es tan maravilloso, extraño y excitante como lo piensas.


Espero sepan y comprendan que Venezuela está atravesando una nueva crisis en estos momentos, por lo cual la comunicación y muchísimas otras cosas están siendo afectadas, no es mi intensión estar ausente, admiro y aplaudo a todos aquellos venezolanos que con las horas de energía eléctrica que tenemos, se toman la molestia de postear e informar. Muchísimas gracias a todos ellos.

Infinitas gracias a todos los que me leen, siempre será un placer para mi escribir para ustedes.

Cuídense mucho, cariñitos.

Nos leemos pronto.

  • 297Upvotes
  • $0.07Reward
  • 5Comments

Comments

You can login with your Hive account using secure Hivesigner and interact with this blog. You would be able to comment and vote on this article and other comments.

Reply

No comments